Si os gusta, seguidme :)

martes, 10 de enero de 2012

Porque cada adiós es un nuevo comienzo.

Algo ha cambiado en tu vida, lo ves en sus ojos, por la manera en que se toca la cara. Ya ni siquiera recuerdo qué es estar sola, no recuerdo como era mi vida antes de él. Al principio te hace llorar, pero contuviste las lágrimas. Sí, llora un poco. Bueno, si quieres llora mucho. Saldrás de esto. Está bien tenerle miedo a lo que no entendemos, es más, esta bien sentirse sola. Pero, ¿sabes? te vas a dar cuenta de que está bien volver a amar. No te culpes por el pasado. Recoge los pedazos de tu corazón, aprende con cada adiós. Porque cada adiós es un nuevo comienzo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario